miércoles, marzo 21, 2007

Una mujer

¿Cómo arrastraré mis pies hacia ella?
¿Dónde la veré?
¿Y en qué calle de qué ciudad
debo preguntar por ella?
Y si encuentro su casa
(supongamos que la encuentro)
¿tocaré a la puerta?
¿Y qué debo contestar?
¿Y cómo la miraré a la cara
mientras toco el vino suave
escurriendo
entre sus dedos?
¿Cómo debo saludarla…
y cómo resistiré la pena
de todos estos años?

Una vez
hace veinte años
en un tren con aire acondicionado
la besé
toda la noche...

8/9/1984



Saadi Youssef
Traducción del inglés de Khaled Mattawa por Arturo Dávila S.
El poeta y su trabajo, no. 24, invierno 2007.

2 comentarios:

Una de las Moiras...¿O Gorgona? dijo...

De él: "Las pequeñas ondas en el agua son nuestras..." Creo que es lo único que poseemos o que creemos poseer. La tierra se remueve con Youssef; no de mis favoritos. Pero es relativo, tendría que hundirme más en las traducciones para saber si gusto de él o no.

Ivan Ortega-López dijo...

mmm
una historia que me suena familiar
un saludo