domingo, diciembre 21, 2008

Vorticismo (fragmento)

.
Cuando topo con personas que ponen en ridículo a las nuevas artes o se burlan de los torpes términos que empleamos buscando hablarnos entre nosotros, cuando ríen de nuestro discurrir acerca de la cualidad de "bloque de hielo" en Picasso, creo que ocurre así únicamente porque no saben qué es el pensamiento y sólo están domesticados por los argumentos de la opinión media y del menosprecio. Así pues, solamente pueden gozar de aquello en que han sido educados para considerar agradable, o bien de aquello de lo que algún ensayista ha hablado con frases melifluas. Sólo piensan "cáscaras" de pensamiento, como afirma De Gourmont: los pensamientos que ya han sido pensados por otros. Toda mente digna de ser llamada mente tiene que tener necesidades más allá de las existentes categorías del lenguaje, así como un pintor tiene que tener pigmentos y matices en mayor número que los nombres existentes de los colores.


Ezra Pound
Traducción: René Palacios More
El poeta y su trabajo, no. 30, otoño 2008.

domingo, diciembre 14, 2008

Tres fragmentos de El libro de la almohada

.
Poco después del vigésimo día del Noveno Mes

Poco después del vigésimo día del Noveno Mes, fui de peregrinación al Templo de Hase y pasé la noche en un alojamiento muy sencillo. Exhausta, de inmediato caí profundamente dormida.

Me desperté de noche, y la luz de la luna se filtraba por la ventana iluminando las ropas de cama de todas las personas en la habitación. Su claro brillo blanco me conmovió enormemente. Es en ocasiones como ésta cuando se escriben poemas.


Nubes

Me encantan las blancas, purpúreas y negras nubes, y las nubes de lluvia cuando las lleva el viento. Es encantador al amanecer ver las oscuras nubes que poco a poco se vuelven blancas. Creo que esto ha sido descrito en un poema chino que dice algo sobre "los tintes que se retiran al amanecer".

Es conmovedor ver pasar un tenue jirón de nube sobre la luna brillante.


Recuerdo una mañana clara

Recuerdo una mañana clara del Noveno Mes. Había llovido durante toda la noche. A pesar del sol, las gotas de rocío aún cubrían los crisantemos del jardín. En los cercos de bambú y las varas de los setos veía telarañas. A medida que sus hilos se quebraban, las gotas de lluvia quedaban colgando de ellos como perlas de un collar. Estaba conmovida y encantada.

Poco a poco, el rocío fue desapareciendo del trébol y de las otras plantas en las que tan pesadamente se había posado. Las ramas, más livianas, se agitaron casi imperceptiblemente y luego, de repente y con toda armonía, se alzaron.

Más tarde describí a los demás toda la belleza que había visto. Pero mi relato no causó ninguna impresión, y quedé desasosegada.


Sei Shonagon
El libro de la almohada
Traducción, prólogo y notas: Amalia Sato
Adriana Hidalgo, 2004.

domingo, diciembre 07, 2008

Seis minutos de conversación con el extranjero



Entonces tú y yo que nos queremos,
que no comemos ciertas cosas
sin que el otro aparezca,
sin que nos acordemos de una tarde
en un paisaje montañoso
y un tren en que volvimos hablando de comidas
cuando lo que buscaban nuestras lenguas
era hundirse juntas,
hemos vuelto a las preguntas de transeúntes conocidos.
Descarnamos hasta ser estas voces
que preguntan del clima.

Mira lo que ha podido hacer en el teléfono la lejanía:
apurarnos a un tiempo cortés indiferente
en que éramos transeúntes conocidos.


Antonio José Ponte
Un bosque, una escalera
Compañía, 2005.

viernes, noviembre 21, 2008

Cuatro poemas de Ko Un

.
Amigo


¡Oye! Con la arcilla que escarbaste
modelé un Buda
Después de la lluvia
este Buda ha vuelto a la tierra

No tienen gracia los cielos claros después de la lluvia



Sala de meditación

Prueba a sentarte
........no sólo por un Kalpa
sino durante diez Kalpas
ninguna iluminación llegará

Simplemente te diviertes con angustia y sueños vanos



Cucú

Al amanecer tres cucús se paran juntos
no dicen ninguna palabra
................ni qué bueno es este mundo
................ni qué bueno es otro mundo
Los cucú-cucú de ayer ya están olvidados
todavía es muy temprano para los cucú-cucú de hoy
¡Es el mejor momento del día!



Preguntando por el camino


Ignorantes ustedes que preguntan qué es el Buda
mejor empiecen preguntando sobre todos
Pregunten acerca de los seres vivos
Cuando estén hambrientos
pregunten por la comida
Pregunten por el camino a la luz de la luna
Busquen un puerto donde florezcan limoneros
donde florezcan limoneros
Localicen una cantina en el puerto

¡Sigan preguntando y dejen de preguntar!



Ko Un
Una piedra en el límite de los campos
Selección y traducción: Joung Kwon Tae
Cotraducción: Raúl Aceves
Oro de la noche, 1999.

viernes, noviembre 07, 2008

Las paralelas

--Y antes de El Escorial? --me pregunta

--Antes de El Escorial yo sabía muy poco de mujeres
..En mi vida había una mujer
..En mi vida había una mujer

..Las dos estaban en la misma playa
..Y no se hablaban pero se miraban
..Y a mí me parecía que no se separaban
..Todo lo que podían separarse esos días

..Me alejaba del mar y dibujaba
..Casas viejas entre árboles
..Lo más enmarañado que encontraba
..Hasta que las sombras de pronto eran muy cortas
..Y mis hombros ardían demasiado

..Entonces descendía a un lugar de otra costa
..Donde nunca había nadie
..Porque la gente allá no se detiene
..Donde nunca ve a nadie
..Y menos todavía se detiene
..Donde ve a un hombre solo sin camisa
..Dejaba los dibujos sobre la arena y estiraba
..Los dedos nadando hasta que se olvidaban
..De que podían flexionarse
..Y después regresaba con mis dibujos enmarañados
..A almorzar con mis hijos a tomar un respiro

..Hasta que una mañana
..Llevé conmigo hasta esa costa a una mujer
..Y entré con ella un metro en ese mar
..Donde nadaba siempre solo
..Y a la nueva mañana
..Llevé de nuevo hasta esa costa a una mujer
..Y entré con ella un metro en ese mar
..Donde nadaba sólo los días que estaba solo

..La luz el agua la hora no sabían qué día era
..Y de las dos mañanas se hacía un mediodía
..Donde las dos mujeres mirando hacia adelante
..Me flanqueaban en paz al mismo tiempo

..Y entonces con el mar hasta el pecho un segundo
..Yo pensé que el amor podía ser de paralelas
..Y pensé que entre esas paralelas
..Podría sostenerme en el mar muchos años

--Quiero oírte de nuevo --me dice

--Antes de El Escorial yo sabía muy poco de mujeres
..En mi vida había una mujer
..En mi vida había una mujer
..Ahora yo soy más joven que ellas o lo parezco
..Pero en ese verano
..En esos días azules
..Teníamos los tres la misma edad y éramos jóvenes

--Quiero oírte de nuevo --me dice

--Antes de El Escorial yo sabía muy poco de mujeres
..Yo era mucho más joven y amaba el mar --le digo

..En mi vida había una mujer
..En mi vida había una mujer
..Eran dos solamente y parecían de madera:
..Podían sostenerme en el mar con mis hijos

--Quiero oírte de nuevo --me dice

--Ahora quiero escribir un poema --le digo


Héctor Viel Temperley
Poesía completa
Aldus, 2008.

martes, octubre 21, 2008

Experiencias de un caminante (fragmentos)

28-7-1956

Esta mañana, tumbado en lo más lejano del jardín, escuchaba un ave (no sé cuál) que cantaba admirablemente. Bruscamente me pareció que su trino, tan nervioso y tan natural, era una especie de loa: la expresión de su placer de vivir, una especie de mantra musical, un japa maravilloso que deberíamos esforzarnos en imitar en su pura espontaneidad.


15-11-1958

Un petirrojo canta emocionadamente y, sin embargo, ya se ha puesto el tiempo oscuro, frío y lluvioso. ¿Qué gozo le embarga para lanzar tan largos trinos, frescos, vibrantes, de tan extraordinaria pureza, ahora que el otoño ya muy avanzado no ofrece ante nuestros ojos más que una naturaleza replegada sobre sí misma, sumida en su reposo? ¿Por qué esa alegría tardía? Los amores están lejos, el sol aparece ya sólo raras veces desde hace varias semanas. La razón de esas melodías tan vivas, tan alertas, tan presentes, significa un misterio, sobre todo a esta hora tan avanzada... ¿Un saludo a la noche?


Jacques Masui
Traducción: Juan García Atienza
El poeta y su trabajo, no. 29, verano 2008.
Tomado del libro Experiencias de un caminante: Cheminents (Eyras, 1981).


martes, octubre 07, 2008

Los canales enterrados

.
1

Como la esposa que ha perdido su anillo el sábado en la playa y lo busca
--sabiendo que jamás ha de encontrarlo--
hasta que las aguas y los aires se confunden
--la hora roja del cangrejo carretero--
y lo busca aterrada
y brillan ya los restos de la cola peluda de la Osa Menor
y los camiones petroleros encienden sus linternas de colores y aceleran
y los viejos pescadores japoneses encienden sus cigarros
y deciden no hablar con los extraños
y las lechuzas aletean sobre la carretera caliente y solitaria
y la noche honra a la noche
y la esposa aún busca su anillo
(sabiendo que jamás ha de encontrarlo).


2

Los plátanos de la Isla,
el algodón, los membrillos,
las uvas de Borgoña,
el girasol, las abejas,
los muchachos, las muchachas,
haciéndose el amor
entre los maizales

son el cráneo de un perro
quemado por el sol.


Antonio Cisneros
Crónica del Niño Jesús de Chilca
Libros del bicho/Premiá, 1981.

domingo, septiembre 21, 2008

Octubre

.
De un lado, la pampa,
ya casi negra, del otro los árboles,
y atrás de los árboles el mar,
y después viene el río.
"¿Un río detrás del mar?" No:
si caminás siguiendo la costa, hay un punto
en que el mar ya no es mar, es el río
................."¿Cómo sabés?", me dice, y lo sabe
ella sabe cómo lo sé,
lo dice para dejarme pensando.


Daniel Freidemberg
En la resaca
Paradiso, 2007.

domingo, septiembre 07, 2008

La mirada que salva

.
Un ciervo a solas
en la distancia
una cierva lo mira
con tal deseo
que el cazador oculto
entre las hojas recuerda
a la mujer que amó
y deja caer el arco.

Poemas de la Antigua India
Traducción del inglés: Jorge Esquinca
El poeta y su trabajo, no. 28, primavera 2008.

jueves, agosto 21, 2008

Tres poemas de Giuseppe Ungaretti

.
Sereno
Bosque de Courton, julio de 1918

Luego de tanta
niebla
una
a una
se descubren
las estrellas

Respiro
la frescura
que me deja
el color del cielo

Me reconozco
imagen
pasajera

Atrapada en un círculo
inmortal



Peso
Mariano, 29 de junio de 1916

Aquel campesino
se confía a la medalla
de San Antonio
y va ligero

Pero muy sola y muy desnuda
sin milagro
llevo mi alma



Vigilia
Cima Quattro, 23 de diciembre de 1916

Una noche entera
tirado
junto a un compañero
masacrado
con la boca
reventada
vuelta hacia el plenilunio
con la congestión
de sus manos
penetrada
en mi silencio
he escrito
cartas llenas de amor

No he estado nunca
tan
aferrado a la vida


Prácticas poéticas contemporáneas: Italia y Francia. Giuseppe Ungaretti y André du Bouchet.
Franc Ducros
Traducción, selección y notas de Dante Medina y Dulce Ma. Zúñiga.
Colección del Centro de Estudios Literarios/Universidad de Guadalajara, 1988.

jueves, agosto 07, 2008

Provocación experimental del miembro fantasma (fragmento)

Cuando era una niña flotando en mi carpa de oxígeno yo rezaba todas las noches para que se pasara el asma. Esa forma de expresión tan parecida al éxtasis religioso de algunas monjas, que caen con los brazos en cruz sobre el suelo frío de los monasterios y con las pupilas dilatadas mirando a los cielos. Hubo un tiempo en que pensé que junto al asma podrían venir las visiones, los milagros, las manifestaciones divinas, pero no, nada vino, no vino nada. A los siete años mi abuela creía que estaba loca. Conectaron varias mangueras a mi cuerpo como si fuera un sumergible o un submarino, no conozco el mar pero puedo imaginármelo en mis manos. Soy un astronauta y toqué la luna con mi mano derecha mientras inyectaban bencina en mi otro brazo.


Karen Plata
En Divino Tesoro. Muestra de nueva poesía mexicana
Selección y prólogo: Luis Felipe Fabre.
Casa Vecina, 2008.

*Nueva Provenza felicita a Karen Plata por haber obtenido la beca de Jóvenes Creadores en el área de poesía para el periodo 2008-2009.
.

lunes, julio 21, 2008

El abrazo del pulpo

La historia es la de un chino
que invade Nueva York
seguido por millones de ejemplares
de sí mismo.
(Neblina en un bosque cercano,
en
otra
película.)

Ha encontrado la forma
de multiplicarse: no son millones
de chinos, es un chino
que busca la oficina
del presidente de los Estados Unidos.

Se ha equivocado de ciudad
pero eso
únicamente empeora la amenaza.


Ángel Ortuño
Aleta dorsal. Antología falsa (1994-2003)
Ediciones Arlequín/Universidad de Guadalajara, 2003.

lunes, julio 07, 2008

Levemente ondulado (fragmento)

Esos momentos en los cuales no vacilo,

cuando la noche, en pleno descenso,

abre un espacio en el aire

delante de mí. Los sonidos

en presente puro,

disponibles.

Llego y me instalo para pedir un café:

no vacilo. Éste es el arte

de mantenerse solo,

como sobre una cuerda en su máximo

estado de tensión. Mientras tanto

miro al vacío y silbo: la melodía, breve,

intempestiva,

proyecta el cuerpo hacia fuera;

el sentimiento canta para mí,

estoy bien. El dominio sobre el lugar

es el dominio sobre el tiempo,

de un modo que el mozo parece comprender

sin esfuerzo. Si un aire de legítima tristeza

corta mi respiración un instante,

no es nada: la presión que la realidad ejerce sobre nosotros

es siempre variable, y es esto

lo que tengo para dar esta noche; ése

es el presente que un segundo café

retiene junto a mí,

más denso y más

iluminado.


Roberto Appratto

Pulir huesos. Veintitrés poetas latinoamericanos

Selección y prólogo de Eduardo Milán.

Galaxia Gutenberg, 2007.

sábado, junio 21, 2008

Tres poemas de Hugo García Manríquez

.
Sin título

para Lena

Enero gana otra silla en la habitación
Los apellidos guardan con celo
El guión que los une ahora

Hay una traducción equivocada
Apilándose en la orilla del mapa

Los cuervos hacen coro
Y la traducción mejora al pie de la cadena
Que tiene bien atada a la primorosa




Sin título

para José Luis Bobadilla

La adquisición más temprana de la noche
Gansos, su historia natural

Veinticinco especies
Al comienzo del año

Esto es fiel sobre la parte más visible del lago
Más trayectos

Gansos yendo de sombra
A cuerpo a sombra otra vez




Sin título


El mundo envejece en tu mano

Las preguntas
Suman marcas a la labor de las manos

Por los dos espera la inteligencia del sueño
El bosque detrás del poema

Por nosotros espera el amor que regresa


Hugo García Manríquez
Los materiales
Fondo Editorial Tierra Adentro, 2008

sábado, junio 07, 2008

Mi (poema de amor)

.
Vendí todas mis alcachofas
por un boleto al lugar en que vives.
Ningún percance.
El tren salió en horario
sol y vacas gordas todo el camino.
Pero tu pueblo no apareció nunca.


Mario Montalbetti
Perro negro. 31 poemas
Ediciones Arybalo, 1978.

jueves, mayo 22, 2008

Imagen de la hermanas Ducolomb

.
Ana, Silvia, Isabel: las hermanas Ducolomb:

siempre estaban dispuestas a auspiciar una buena
sesión espiritista y al final, para el susto,
una copita de jerez.

Sus temas predilectos de conversación:
la tabla esmeraldina, la pirámide
de Keops, el poder curativo
de los cuarzos.

Días antes del fatídico accidente
Isabel, la más joven,
me aseguró haber visto un ovni.

Ah, el libro de Thot, el Santo Grial,
la barca de Quetzalcóatl, el secreto de los cátaros.

Ana, Silvia, Isabel: las extraño.

Ana, Silvia, Isabel: las invoco.

Ana, Silvia, Isabel:

si hay vida después de la muerte,
hagan una señal.


Luis Felipe Fabre
Plan B, revista internacional de poesía, no. 0, febrero 2008.
http://www.companiafrugal.blogspot.com/

lunes, abril 21, 2008

Plenitud

.
todo lo que un mundo podría ser, lo que sea
es en alguna parte, de algún modo.
plenitud de posibles, consistencia.
cualquier cabeza parlante, la mía,
por ejemplo, junto a mi cuerpo
y
por qué no
contra mi rostro, rostro de ángel, el mismo rostro negro,
pero todos los lugares están tomados,
todos los mundos indispuestos,
para ti.


Jacques Roubaud
La pluralidad de los mundos de Lewis
Traducción: Tatiana Lipkes
Compañía, 2007.

viernes, marzo 21, 2008

Norma

No copié a tiempo
el poema
................El poema
que pensaba cuando
venía en el bus
pero creo que era
algo que se acomodara
a tu cara
a tu mirada
al trajín
del ir y venir
de mesa en mesa
sirviendo el café o la
cerveza
de obedecer al grito de
¡Norma!
o al ¡Ve!
o a la palmada
y a tu gracia del
¡Ya va!


Francisco Santos
Poesía nueva de Nicaragua
Selección y prólogo: Ernesto Cardenal.
Cuadernos latinoamericanos, Ediciones Cohlé, 1974.

jueves, febrero 14, 2008

Sobre poesía (fragmento)

Me parece que hay un esnobismo invertido –y un atisbo de lógica deficiente– en sentirnos orgullosos de que nuestros poemas no se vendan. Por supuesto, casi todo poeta desea que sus poemas sean leídos por la mayor cantidad posible de gente. Los artesanos no esconden sus productos en el ático. Además, el desprecio por el público, compuesto por lectores potenciales, es el desprecio por la profunda utilidad del propio oficio. Si sigues pensando que no necesitas ser leído, llegará el día en que será verdad: nadie sentirá la necesidad de leerte, porque está escrito sólo para ti; y el público no sentirá el menor impulso de colarse en una fiesta tan privada. Además, no prestar atención al trabajo de tus contemporáneos es desdeñar una parte vital del mundo en el que vives y, necesariamente, quitarle vida a tu propio trabajo: reducir su espectro y su posibilidades: escribir medio muerto…

Dylan Thomas
Traducción: Anna Cristina Casas Ugalde
El poeta y su trabajo, no. 27, invierno 2008.
Extracto de una discusión sobre poesía con James Stephens, transmitida por la BBC.

lunes, enero 21, 2008

Claroscuro

Mirando un ópalo de tintes grisáceos,
recordé dos bellos ojos grises

que vi hará unos veintes años.
Nos amamos durante un mes.
Después se fue.
A Esmirna, creo,
donde tenía trabajo,
y nunca nos volvimos a ver.

Deben haber perdido su belleza
(si vive todavía), los ojos grises.
El bello rostro se habrá afeado.

Memoria mía, guárdalos tal como eran antaño.
Memoria, de este amor
tráeme esta noche
el mayor número posible de recuerdos.


Constantino Cavafis
Poemas completos
Traducción: Juan Carvajal
Casa Juan Pablos, 2003.

lunes, enero 07, 2008

Los fantasmas

.
el arte de olvidar comienza recordando

alúmbralos escúchalos una vez más
devuélveles un cuerpo
a tus fantasmas

esa demorada forma de decir adiós
a lo que fue y amaste y ha brillado
con su huella imperfecta pero firme
en el recuento de las cosas
que guardarías como un tesoro

hay que amarlos hasta que se vayan
mirarlos hasta que desaparezcan
oírlos hasta que el silencio
detenga al fin su corazón
herido todavía de palabras

pudieran ser a través de tu llegada algo que no se ha ido
del todo o un mendicante
amor que ha extraviado en alguna encrucijada
su camino de regreso
o sólo cierta vieja luz
que por momentos vuelve

no huyas de ninguno
recuerda que todos como tú mismo están de paso
dales audiencia y justicia
con la misma dignidad que a los vivientes
pues si los ignoras
habitarán tus actos
porque también forjan los eslabones de tu miedo

déjalos alumbrarte desde su ausencia
acaso el itinerario de vivir
requiere presenciarlos
y ellos son la mitad de su belleza

y ten en cuenta que el arte de aprender
también comienza recordando


Jorge Fernández Granados
Principio de incertidumbre
Era, 2007.