lunes, diciembre 21, 2009

Dos poemas de William Carlos Williams

.
Fotografía en color de un paisaje en un calendario comercial



La iglesia de Vico Morcote
....................en el cantón Tesino
.......................................con sus manzanos en flor
es más bella
....................que cualquier cosa que haya visto
.......................................dentro o fuera
de Suiza.
....................La belleza de la santidad
.......................................la belleza de la ira de un hombre
reflejando su sexo
....................o incluso el de una mujer,
.......................................montañoso,
o una pequeña iglesia de piedra
....................desde lo alto
.......................................o
cerca de la cámara
....................el manzano en flor
.......................................o el remoto lago
abajo
....................a la distancia,
.......................................todo es igual:
tan bello uno como lo otro.
....................La paz
.......................................posterior
nace de esta contemplación,
....................una gran paz.
.......................................El cielo se ve apenas,
no hay horizonte
....................sino el perfil montañoso
.......................................bordeado de agua
en cuyas pequeñas olas
....................desapasionadas
.......................................ajenas
se esconden los peces invisibles.
....................Y a quién sino a nosotros le importa
.......................................la belleza de los manzanos en flor
la pequeña iglesia
....................en una saliente
.......................................antigua
--a juzgar por sus paredes--
....................abandonada
.......................................junto al lago tranquilo
en las montañas
....................donde brilla el sol
.......................................una tarde
de primavera. Algo
....................ha llegado a su fin aquí,
.......................................algo se ha cumplido.



La falsa acacia


Soy tenaz como la falsa acacia:
....................una vez admitida
........................................en el jardín,
no es fácil deshacerse de ella.
....................Arráncala del suelo:
........................................si queda una simple
raicilla
....................volverá a brotar.
........................................Resulta
halagador pensarme
....................así. Y también mueve
........................................a risa.
Una flor modesta,
....................parecida a un rosado guisante de olor:
........................................no puedes sino
admirarla
....................hasta que descubres sus
........................................hábitos.
¿No actuamos nosotros
....................igual? Sería
........................................indeseable
que el público
....................se entremetiera en nuestros
pequeños asuntos privados.
No es
....................que haya algo que esconder
........................................pero ¿podrán
soportarlo? Por supuesto
....................el mundo se alegraría
........................................al descubrir
en qué clase de idiotas nos hemos convertido.
....................La cuestión es,
........................................¿serían tan
generosos como
....................lo hemos sido
........................................nosotros? Se trata, tal
como he dicho, de
....................una flor
........................................¡increíblemente resistente
a los ataques!
....................Ignórala
........................................y pronto será un árbol.
Ojalá pudiera decirse lo mismo
....................de mí y de lo que
........................................me espera.
El poeta mismo,
....................¿qué piensa de sí de cara
........................................al mundo?
No estaría bien responder,
....................lo que se siente inclinado a decir:
........................................"no mucho". Eso sería
traicionar sus poemas.
....................Sería mejor contestar:
........................................"una rosa es una
rosa es una rosa", y dejarlo así.
....................Una rosa es una rosa
........................................y el poema la iguala
si está bien hecho.
....................El poeta
........................................no puede menospreciarse
sin menospreciar
....................su poema
........................................--lo cual sería
ridículo.
....................La vida no da
........................................mayor recompensa.
De modo que,
....................como esta flor,
........................................persisto,
por lo que pudiera significar.
....................No soy,
........................................ya sé,
una rosa, en la galaxia
....................de los poetas, pero
........................................¿quién de los otros
se atrevería a negarme
....................mi puesto?



William Carlos Williams
Viaje al amor
Traducción y prólogo: Juan Antonio Montiel
Lumen, 2009.

lunes, diciembre 07, 2009

Razones para escribir

.
I
Persuádanse de esto: nos han sido indispensables ciertas razones imperiosas para llegar a ser o para seguir siendo poetas. Nuestro primer móvil fue sin duda el asco por lo que se nos obliga a pensar y a decir, por aquello en lo cual nuestra naturaleza de hombres nos fuerza a tomar parte.
.....Avergonzados del arreglo de las cosas tal como está, avergonzados de todos esos groseros camiones que pasan por nosotros, de esas fábricas, manufacturas, tiendas, teatros, monumentos públicos que constituyen mucho más que el decorado de nuestra vida, avergonzados de esa agitación sórdida de los hombres no sólo alrededor de nosotros, hemos observado que la Naturaleza, mucho más poderosa que los hombres, hace diez veces menos ruido, y que la naturaleza en el hombre, quiero decir, la razón, no hace ningún ruido en absoluto.
.....¡Pues bien! Aunque fuese tan sólo para nosotros, queremos hacer escuchar la voz de un hombre. En el silencio, es cierto, la escuchamos, pero en las palabras la buscamos: eso ya no es nada. Eso es palabras. Y ni siquiera: palabras son palabras.
.....¡Oh hombres! ¡Informes moluscos, multitud que sale a las calles, millones de hormigas que los pies del Tiempo aplastan! No tenéis por morada más que el vapor común de vuestra verdadera sangre: las palabras. Vuestra rumia os repugna, vuestra respiración os ahoga. Vuestra personalidad y vuestras expresiones se comen mutuamente. Tales palabras, tales costumbres ¡oh sociedad! Todo es tan sólo palabras.


II
Mal que les pese a las palabras mismas, en vista de los hábitos que han contraído en tantas bocas infectas, se necesita cierto coraje para decidirse no sólo a escribir sino aun a hablar. Un montón de trapos viejos que, de tan sucios, no se pueden agarrar ni con pinzas, he aquí lo que se nos da a remover, a sacudir, a cambiar de sitio. Con la secreta esperanza de que nos callaremos. ¡Pues bien! Aceptemos el reto.
.....¿Por qué, considerando bien la cuestión, debe un hombre de esa índole hablar? ¿Por qué los mejores, dígase lo que se diga, no son aquellos que han decidido callar? Eso quiero decir.
.....Hablo solamente a quienes callan (un trabajo de suscitación), libre de juzgarlos luego según sus palabras. Pero si esto mismo no hubiese sido dicho, habría podido creérseme solidario de semejante orden de cosas.
.....Eso casi no me importaría si yo no supiera por experiencia que correría así el peligro de llegarlo a ser.
.....Que es preciso a cada instante sacudirse el hollín de las palabras y que en este orden de valores el silencio es lo más peligroso posible.
.....Una sola salida: hablar contra las palabras. Arrastarlas con nosotros a la vergüenza adonde nos conducen de tal manera que en la vergüenza se desfiguren. No hay otra razón para escribir. Pero, apenas concebida, ésta es absolutamente determinante y conminatoria. No se puede escapar de ella sino mediante una cobardía humillante que no es de mi agrado tolerar.

1929-1930

Francis Ponge
De parte de las cosas
Traducción: Alfredo Silva Estrada
Monte Ávila,1996.

sábado, noviembre 21, 2009

Dos poemas de Gary Snyder

.
Heno para los caballos

Manejó la mitad de la noche
desde el sur de San Joaquín
a través de Mariposa, surcando
las rutas de Montaña Peligrosa,
y estacionó a las ocho a.m.
su gran camión-acoplado de heno
...........................detrás del granero.
Con cabria y sogas y ganchos
apilamos prolijos los fardos encima
de vigas de pino rojo astilladas
en lo alto de la oscuridad, jirones de alfalfa
giraban entre haces de luz escalonados,
picaduras de polvo de heno en
...........................la camisa sudorosa y los zapatos.
A la hora del almuerzo bajo roble negro
afuera en el corral caliente
--la vieja yegua olisqueando las vianderas,
las langostas crujiendo entre los yuyos--:
"Tengo sesenta y ocho", dijo él;
"la primera vez que cargué heno tenía diecisiete.
Pensé, ese día que empezaba,
que seguro iba a odiar hacerlo toda mi vida".
"Y maldito sea, eso
terminé haciendo."



Diciembre en Yase

Dijiste, aquel octubre,
en los altos pastizales secos junto al huerto,
cuando elegiste ser libre,
"Alguna otra vez, quizás en diez años".

Después del colegio te crucé en
una ocasión. Estabas extraña.
Y yo, obsesionado con un plan.

Ahora, diez años y más
han pasado: siempre supe
...........dónde estabas--
podría haber ido a buscarte
con la esperanza de recuperar tu amor.
Todavía sos soltera.

No lo hice.
Creí que tenía que quedarme solo.
Y así fue.

Sólo en sueños, como esta madrugada,
la honda, asombrada intensidad
de nuestro amor de jóvenes
regresa a mi mente, a mi carne.

Nosotros tuvimos
lo que todo el mundo anhela y persigue,
y lo dejamos atrás a los diecinueve;
me siento anciano, como de haber vivido
varias vidas.

Es probable que jamás pueda saber
si soy un tonto
o si hice lo que requiere
...........mi karma.



Gary Snyder
El poeta y su trabajo, no. 33, verano 2009.
Traducción: Bárbara Belloc
Tomado del libro Todas las palabras para decir roca (Gog y Magog, 2009)

sábado, noviembre 07, 2009

Una dedicatoria (fragmento)

.
¡Un cuaderno vacío! ¡Una oda al cuaderno vacío! ¡Una hoja en blanco sin nada más, con -- ya -- todo!
.....Los alemanes tienen la palabra Scheu, con el adjetivo frecuente heilige -- algo así como un estremecimiento sagrado -- intraducible. Pues es precisamente ese sacro Scheu lo que yo experimento hasta el día de hoy frente a una hoja en blanco. -- ¿A pesar de las toneladas de hojas escritas? -- Sí. -- Con cada cuaderno nuevo -- de nuevo. Si hay cuaderno -- habrá versos. Es más, cada cuaderno que todavía está vacío es un reproche vivo, más que un reproche: una orden. (Yo -- existo, ¿y tú?) Quieren grandes obras -- regálenme cuadernos grandes.
.....Pero -- ¡el hambre de papel en la infancia! -- hasta el día de hoy no me atrevo a escribir en los hermosos cuadernos, empastados en piel y de colores, que me regalan mis conocidos para los "borradores". (Mi gente -- ¡sabe!) Cuántos tengo, algunos de Praga, de forma antigua, de papel finísimo y con las páginas aún por separar.
.....El primer sentimiento: ¡soy indigna! El segundo: en un cuaderno así no escribiré nada -- terror al mal de ojo, parálisis del lujo; el tercero, absolutamente razonado: escribir en tafilete es lo mismo que cultivar en raso -- ¡no es serio!, es jugar a seriedad, es diletantismo, chabacanería.
.....(Apuesto que la mayoría de los malos poemas ha sido escrita en cuadernos de raso, comprados -- la situación de los bienes no tiene nada que ver -- tal vez comprados con el último dinero, igual que la bata persa con la que esta ceremonia religiosa se realiza, para que aunque sea con algo se llene la constante laguna del talento. Pero Pushkin escribía en el baño, sobre una mesa sin pintura. -- Sí. -- Y aventaba las hojas escritas debajo de la mesa. Pero aun si usted tuviera un baño, y una mesa sin pintar debajo de la cual aventarlas, no le serviría de nada. Llegaría el Tiempo y las barrería con su escoba.)
.....En una palabra: o el tafilete -- o yo. El mismo rechazo que frente a los brillantes jamás usados y perdidos aun antes de la Revolución. Así siguen (los tafiletes) en espera del día en que yo deje de ser yo. Pero la pila de los cuadernos azules, de oficina, que pesan una tonelada -- crece. En Rusia, antes de la Revolución, mis cuadernos eran de cartero, de lienzo áspero, con cordones (para las firmas). Durante la Revolución -- cosidos por mí misma, de papel robado (del trabajo), con tinta inglesa roja -- también robada.
.....No sé qué habrá ocurrido con las otras personas que escriben, a mí el hambre soviética de papel no me sacudió. Como en la infancia: lo deseaba ardientemente y lo robaba.


Marina Tsvietáieva
Una dedicatoria
Traducción: Selma Ancira
Universidad Iberoamericana, col. Poesía y poética, 1997.

miércoles, octubre 21, 2009

Tres poemas de Raúl Gómez Jattin

.
Desencuentros

para Gloria Burgos Arango

Ah desdichados padres
Cuánto desengaño trajo a su noble vejez
el hijo menor
el más inteligente
En vez de abogado respetable
marihuano conocido
En vez del esposo amante
un solterón precavido
En vez de hijos
unos menesterosos poemas

¿Qué pecado tremendo está purgando
ese honrado par de viejos? ... ¿Innombrable?

Lo cierto es que el padre le habló en su niñez de libertad
De que Honoré de Balzac era un hombre notable
De la Canción de la vida profunda
Sin darse cuenta de lo que estaba cometiendo



Apacibles

Allá en el horizonte ... Por la región de Martínez
aparecerán las garzas ... A las cinco en punto
Préndete el tabaco y cántate una canción
mientras llegan ... Deben ser nietas de unas
que amé cuando era solo y quieto ... Mira
Puede ser cuento mío pero son bellas
Casi como las palomas ... Te voy a regalar un
par de palomas guarumeras ... Son moradas
Como el caimito ... Cántate la canción que Alfredo
les hizo

Podía decirte que es un principio de verano
Que estaba por allá sembrando una margarita
y que vine a acompañarte la tarde
Vendrían las garzas y quizá lloraría

O podría ser que fueras un día de verdad
Y en el altar de mi casa la luna mía
sería nuestra ... A lo lejos o en el reflejo
del arroyo



Veneno de serpiente cascabel

Gallo de ónix y oros y marfiles rutilantes
quédate en tu ramaje con tus putas mujeres
Hazte el perdido ... El robado ... Hazte el loco
Anoche le oí a mi padre llegó tu hora

Mañana afílame la tijera para motilar
al talisayo ... Me ofrecieron una pelea para él
en Valledupar ... Levántate temprano
y atrápalo a la hora del alimento ... Dijo mi padre

Talisayo campeón en tres encuentros difíciles
He rogado y llorado que te dejen para siempre
como padre gallo ... Pero a mi viejo ya le dieron
el dinero y me compró un juego de dominó para engañarme

Pero ya estás cantándole a la oscuridad
para que se vaya ... Te contestaron tus vecinos
Y mi padre está sonando sus chancletas en el baño

Es imposible evitar que te manden otra vez a la guerra
Porque si mañana te espanto padre de todas maneras
hará prenderte por José Manuel el indio ... Así que
prepárate a jugarle sucio a tu contendor ... Pues
le robé al indio un veneno de serpiente cascabel
para untarlo en las espuelas de carey

En medio del tumulto y la música de acordeones
me haré el pendejo ante los jueces que siempre
ma han creído un niño inocente y te untaré
el maranguango letal ... Es infalible como el mismo diablo

Voy a apostar toda mi alcancía a nuestra victoria
Con lo ganado construiré un disfraz de carnaval
y lo adornaré con tus mejores plumas


Raúl Gómez Jattin
Amanecer en el Valle del Sinú
Fondo de Cultura Económica, 2004.

miércoles, octubre 07, 2009

Lección quinta (fragmento)

.
Literatura. El artista, en general, no actúa mediante los conceptos de la lógica, mediante abstracciones, sino que posee una intuición directa de la voluntad de vivir en el mundo.
....Por esto comprueba Schopenhauer que la literatura discursiva, que quiere demostrar algo, no basta para nada. No puede hacerse arte con principios abstractos, con conceptos. Si tengo alguna cosa que decir sobre el tema, por ejemplo, de los hijos ilegítimos, sencillamente lo diré en una conferencia y no en la obra de arte.
....La obra de arte busca lo concreto, pero en lo concreto reencuentra lo universal, la voluntad de vivir. Pensemos en el avaro de Molière. Se trata de un personaje concreto que tiene su vida, su color de pelo, etcétera, pero a través de él podemos ver la avaricia en su sentido universal.
....Schopenhauer da la definición del genio, también muy cercana a la del niño. El genio es desinteresado. Se divierte con el mundo. Siente sus atrocidades pero se regocija en esas atrocidades. En general el genio no sirve para nada en la vida práctica puesto que no busca su interés personal. Es antisocial, pero ve mejor el mundo porque es objetivo.
....Schopenhauer establece una comparación muy buena cuando dice que la inteligencia del hombre mediocre se parece a una linterna, que ilumina solamente lo que se busca, mientras que la inteligencia superior es como el sol, que lo ilumina todo. De ahí proviene el objetivismo del arte genial. Es desinteresado.
....[...]
....(Los hombres inteligentes son muy sensibles al ruido.) Yo, personalmente, lo interpreto por el hecho de que sentimos mejor aquello que nos falta. Ejemplo: un oficial de caballería no sabe ni siquiera que está sano, mientras que un enfermo como Chopin posee una aguda noción de la salud porque carece de ella.

Witold Gombrowicz
Curso de Filosofía en seis horas y cuarto
Tusquets, 2009.

lunes, septiembre 21, 2009

circum-loquio (pur troppo non allegro) sobre el neoliberalismo tercermundista

.
laisser faire laissez passer

1.

el neoliberal
neolibera:
de tanto neoliberar
el neoliberal
neolibérase de neoliberar
todo aquello que no sea neo (leo)
libérrimo:
la libre parte del león
neolibera la vejación de la oveja


2.

el neoliberal
neodelibera
qué neoliberar
para los no-neoliberados:
¿el labe?
¿el libelo?
¿la librea del lacayo?
¿la argolla de la galera?
¿el vientre libre?
¿la muerte libre?
¿el morfi escaso?
¿la comunión del atraso?
¿la excomunión de los excluidos?
¿el mañana sin fe?
¿el café recalentado?
¿la caída en lo enroscado?
¿en la alpargata del pie?
¿gusanillo de pie bello?
¿la razón de lo plebeyo?


3.

en el cielo neón
de lo neoliberal
ángeles-yuppies
mofletes color-de-bife
privatizan
la rosácea del paraíso
de dante
en cuanto comen fast-food
y súper
(visionarios) visan
con ojo magnánimo
los lados
(fluctuantes)
del cambio:

mientras el no
-neoliberado
come pan
con salame
(cuando come)
él duerme
soñando
con griferías de oro
y el hidromasaje color ámbar
de su neo-
mansión en miami


4.

el centro y la derecha
(des) conversan
sobre lo social
(cuestión de policía):
el desempleo es un mal
coyuntural
(conjetural)
pues en el cielo de la estadís-
tica el futuro
se decide por la ley
de los grandes números


5.

el neoliberal
sueña un mundo higiénico:
un ecúmeno de ecónomos
de economistas y aseguradores
de corredores de bolsa
de gerentes
de supermercado
de jefes de industria
y latifundistas
de banqueros
--banquiplenos o
banquirrotos

(¿qué importa?
mientras circule
auto-regulante
el necesario
plusvalioso
numerario)
un mundo ejecutivo
de mega-empresarios
duros y puros
muelas sin dolor
más atentos al lucro
que al salario
solitarios (en el cáncer)
antes que solidarios:
un mundo donde dios
no juegue a los dados
y donde todo dure por siempre
y siempremente nada cambie
un confortable
estable
confiable
mundo contable


6.

(a
contramundo el
mundo de ningún modo
--mundo perro--
de los desheredados:
el antihigiénico
gueto de los
sin-salida
de los excluidos por el
dios-sistema
caña triturada
por la molienda
por la rueda dentada
de los abandonados:
un mundo-pésames
de pequeños
ciudadanos-menos
de gente-ganado

de civiles
subserviles
de pueblo-carga
sin lugar marcado
en el campo de lo posible
de la economía de mercado
(donde mercurio sirve al dios garrapatas)


7.

el neoliberal
sueña un admirable
mundo fijo
de argentarios y multinacionales
terratenientes terrapotentes coroneles políticos
milenaristas (cooptados) del perpetuo
status quo:
un mundo privado
palacio de cristal
a prueba de balas:
bunkerblau
durando para siempre --fiesta estática
(aunque se sustente sobre fictos
palafitos
y éstos sobre una lata
de basura)


Haroldo de Campos
El ángel izquierdo de la poesía
Traducciones de Arturo Carrera, Roberto Echavarren, Daniel García-Helder, Reynaldo Jiménez y Andrés Sanchez Robayna.
Eloísa Cartonera, 2003.
Sarita Cartonera, 2005.

lunes, septiembre 07, 2009

Dos poemas de Mario Montalbetti

Lejos de mí decirles compañeros
[55 versos]

compañeros nuestros versos están demasiado pesados demasiado cargados de castellano

demasiado escritos en una lengua muerta el castellano es una lengua muerta

la unidad del idioma la unidad del idioma no tiene la menor importancia compañeros les propongo el idioma no tiene unidad

compañeros de generación nuestros versos podrían estar escritos en una lengua más conjetural están demasiado cargados de castellano de unidad como si fuéramos uno no somos uno está muerto

somos tres cinco con el mundo ¿por qué no seis nueve con la lengua?

compañeros esto no es una ribera del ebrio

esto es una ladera o un arenal o un robo a mano armada esto es un robo a mano armada

¿por qué queremos aparecer como ciudadanos presentables? con nuestros papeles libros bajo el brazo con nuestras sonrisas maletines

algo como un biombo parte en dos nuestras vidas una parte continúa hasta el final del muelle la otra se vuelve naturaleza muerta con papayas mangos tilapia y reloj

ok vamos a las playas ...y así fue como entré en la burguesía

¿por qué es que justo antes de llegar vemos huertas de hortalizas flotando en la niebla?

puestos de chicharrones a ambos lados de la vía anuncios de una fiesta de hace dos semanas

compañeros de generación seamos menos comprensibles menos tolerantes seamos menos

los habitantes salen al camino los peces se ocultan

yo personalmente no me importa la tolerancia porque hace que todo se parezca a todo se vuelva indistinto sacamos una navaja de bolsillo

sacamos una navaja de bolsillo extraemos los clips que unen los cuadernillos extendemos las hojas en blanco para ampliar la superficie hacemos marcas hacemos marcas ¿y?

compañeros lejos de mí decirles qué hacer pero he visto a banqueros hacer lo mismo

nos enfrentamos a una historia elaborada asociando formas visibles susceptibles al sentido una a otra

¿no se nos ocurre algo mejor que contribuir con más imágenes? es posible que hayamos sido seducidos a masturbar al fantasma

¿para qué queremos ser plásticos? mejor la línea recta

¿dónde están las trochas? escribimos sobre vías asfaltadas no me hagan citar

hablar no es solo hablar compañeros hablar es hablar siguiendo ciertos protocolos de inteligibilidad los protocolos no son nuestros nos gusta someternos ¿queremos seguir haciéndolo?

compañeros de generación abandonemos todo eso el que tiene oreja que escriba

el que tiene huachafería que es criba

si no hablamos la misma lengua busquemos otras complicidades no hablamos la misma lengua busquemos otras complicidades

eso fue un modus ponens compañeros pero lejos de mí decirles compañeros

cuerpos cuyas partes recubiertos de grasas duras bronces estirados marcan el no el paso del tiempo alrededor de sus ombligos amamos sin querer un hallazgo lejos de mí decirles

compañeros de generación amamos sin querer

¿no es sugerente el enorme esfuerzo que ponen en despedirnos? cada vez que nos invitan a algo algo se convierte en nuestra despedida

un crustáceo recorre dasso en menos tiempo y es menos estúpido pero nos siguen invitando despidiendo

compañeros una palabra a la que no le brote xantomas así creen que quisimos decir fantomas pero decimos xantomas

un objeto natural que no se combe que no se venza

transparente si visto denso si oído incapaz si palpado inestable si frecuente

hese aquí la oscuridad es una reserva privada rasgada por un cuerno de rex vocabularius rex

o sintaxis rex

no hablamos su lengua no hablemos su lengua describamos los pasteles de crema y frutas con severidad y pesimismo

compañeros de generación primero las malas noticias seguimos en algunas listas

sarcasmos aparte esto es lo que hallo enteramente posible desengancharnos de la unidad de la lengua para hacer nuestro trabajo

economía política estética no lengua no castellano aquí no se habla español no unidad

compañeros es enteramente posible pero dejemos de imaginar cosas el que dijo la imaginación al poder es un fino

el que dijo el trabajo dignifica al hombre es un fino

ya no me siento espiado por el tiempo

que no sea decir así son las cosas resultado el capitalismo es tolerancia infinita

ahora las buenas noticias son dos las buenas noticias la primera hay un cortocircuito que está a nuestra disposición pero supone manchar las páginas de tinta y eso es difícil en nuestro mundo electrónico y la segunda es que estamos en las listas pero no están grabando no nos escuchan no nos oyen no llegamos a casi nada

deje su mensaje después de la señal todavía hablan como si los mensajes todavía fueran todavía señales

compañeros si me pasan la a la b la c la ch y así hasta la x y z y luego les pregunto qué dice más fuerte no se oye qué dice bueno por lo pronto eso nos permitiría tomar la academia peruana de la lengua

una sola lengua que no entendemos que no practicamos que no queremos ¿por qué?

castellano total lengua total en el centro de una pira espero que digan de nosotros se fueron de lengua

eso quiero en mi lápida "se fue de lengua" se liberó se escapó del tesoro

del rey al buey todo el mundo hace lo que le dicen

otro frente impopular un frente frío entendido por una frente fría eso hace que no sepamos si un verso está ahí por necesidad estética o conceptual

ese es el dilema del sastre queremos justificar lo que hacemos hay dos formas le contamos una historia a la lengua o le contamos una historia a nuestros amigos

pero en cualquier caso nos sometemos y no veo por qué debemos hacerlo

compañeros ya no sé qué más decirles

bueno tal vez si agrupamos todo en grupos de a cinco



Edipo Eliseo conjetura
[23 versos]

hay tres cosas Eliseo hay de lo severo hay de lo de encima hay del amor a la tercera cosa

no conozco nada más

con paños de moiré hice un sombrero para ti oculta tu cabeza hice un sombrero para ti con cintas y nudos y marengos redondos cubre esconde tu cabeza

sé tenaz después de orinar piensa orina

entra sal de una sala amoblada entiende que el sombrero que te hice es también para ellos

hay de lo blando es un engaño es un ardid de lo de encima es un caballo blanco no es una de las tres cosas

aprende nombres nombres no dudes ante los nombres cámbialos hay de los nombres pero no es sino una forma de hay de lo severo

muestra tu cuerpo a una mujer es suyo no te pertenece mantén el sombrero en tu cabeza hará sombras extrañas sobre el frutero

más sobre el sombrero no es utilitario algo ¿para qué? sobre una cabeza que no lo necesita

la intensidad del cielo es importante los vueltos inexactos son importantes repara en ellos la elipse que describe el corazón al ser atacado por la teoría

cerrada pregunta ¿qué hay qué no hay? afuera que no sea abierto o que no sea abierta a la ondulación azul de tu instinto muestra tu cuerpo

llena profusamente postales eso es hay de lo de encima tiñe tu córnea de texto eso es hay de lo severo danza da giros tiñe

un punto de color es ahora que padecer es ahora un punto de dolor

la dificultad de distinguir rojo y verde la dificultad de calibrar verticales en un monitor se condice con la pasta dura que van a colocar en tus muelas cuando se pudren muerde seguido firme muerde

no veas representación en los dientes no guardan nada detrás salvo caries pero están dentro y son de lo de encima y no brillan

construcción de la elipse ¿qué quieres? la cuadratura de la luna lo que se hace joya paisaje sin pájaro que piense es tuyo

pide que me vaya y observa lo que ocurre no te va a gustar te va a gustar

hacer sitio hacer tiempo hacer agua hacer sitio es hay de lo severo

hacer tiempo es hay de lo de encima hacer agua es hay del amor a la tercera cosa

invierte en males raíces

busca asimetrías

un batín con motivos botánicos un lago tranquilo con lotos es por esto que vas a leer es por esto que una mujer te va a desvestir

has perdido el turno Eliseo me toca tirar a mí




Mario Montalbetti
8 cuartetas en contra del caballo de paso peruano
Álbum del Universo Bakterial, 2008.
Nueva Provenza agradece la colaboración de Karina Valcárcel desde Lima, Perú.

jueves, septiembre 03, 2009

¡Felicidades!

.
Nueva Provenza felicita a Itzel García Santamaría por haber obtenido el tercer lugar en el concurso de ensayo "El VIH/SIDA en África", convocado por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de la República Mexicana.


+ info: http://blogs.iteso.mx/relint/?p=130

.

viernes, agosto 21, 2009

Jesús Gardea: Ananké (fragmentos)

La literatura actual me parece un poco plana. Quiero buscar maneras del lenguaje que me hagan vivir, que me hagan respirar a plenitud. El lenguaje para mí sería una manera de ser. En un mundo como el que vivimos, tenemos que buscar salidas a como de lugar. Yo me fío a lectores que, como decía Lezama Lima, debían o tenían que leerme: mis lectores pares. Lezama es un autor poco leído, pero inmensamente superior a muchos changuitos que truenan y truenan por ahí; en Lezama hay ese riesgo, esa aventura del lenguaje.
.....Con cierto oficio uno puede escribir cosas entendibles, pero no sería yo, me estaría falseandeo, sería un farsante. Para mí la escritura es la existencia. Me han dicho si soy escritor las 24 horas del día: no, respondo, soy escritor mientras escribo y el resto del día quién sabe quién soy. No soy un escritor de espejo, no me miro al espejo mientras escribo. Ni salgo a la calle con el espejo. Mi manera de aclararme las cosas en la vida es escribir.

[...]

Lo que pienso es que todo este mundillo literario quizás un día se vaya al demonio. El mundillo literario de autores y de obras, en términos generales. Tengo amigos que quiero en ese medio pero es falso y creo que no vale la pena contarlo. Mentira sobre mentira. Simulación sobre simulación, no. Hipocresía sobre hipocresía, tampoco. Todo arte tiene una dimensión moral o supongo que debe tenerla. Escribir de acuerdo a lo que estamos viviendo no nos obliga tampoco a nada, escribir de otra manera --contraria a lo que vivimos-- sí nos obliga a ciertas posiciones personales sobre lo que estamos viviendo. La señora que escribió Como agua para chocolate no está obligada a nada, más que a ser famosa y a ganar dinero, y a codearse con otros escritores: tres cosas que me parecen desdeñables.


Jesús Gardea
"Jesús Gardea: Ananké"
Transcripción de Daniela Tarazona de una conversación de Jesús Gardea con estudiantes de la Universidad Iberoamericana realizada en 1996.
El poeta y su trabajo, no. 32, primavera 2009.

viernes, agosto 07, 2009

Sobre el esqueleto de un poema de Penna

Tú que protagonizaste
esos treinta segundos
--caminabas con dos maletas lilas
hacia una fila de taxis del aeropuerto--
eras la pieza que equilibra la torre.

En este jenga
donde diferentes colores han desaparecido
permanecen intactos
los hilos de las costuras
--esos treinta segundos--
de tus maletas lilas.


Inti García Santamaría
Errr Magazine
No. 1, agosto-septiembre 2009.

martes, julio 21, 2009

Labilidad de objeto, labilidad de fin y pulsión de langue (fragmentos)

¿Qué hay entonces en el poema que lo hace un objeto no-serio? ¿Qué excluye al poema de la seriedad, o lo que es lo mismo, de la serialidad, de la serie? Porque ser serio es ser parte de la serie, ser parte de una continuación esperada, que tiene un lugar respecto de lo que vino antes. Eso es ser serio, tener un lugar en la serie. El poema, por el contrario, parece ser un objeto literalmente fuera-de-serie. Y este carácter des-seriado es exactamente lo que lo excluye de cualquier consideración ética. Y, por extensión, excluye a cualquier poeta de la serie seria. ¿No es exactamente ésta la razón por la que un poeta no puede ser el presidente de ninguna comisión investigadora, porque es inesperado, porque no sabemos por dónde le va a dar o qué va a hacer? No importa que psicológicamente sea un ser razonable y mesurado, basta que escriba poemas para desconfiar de él, de la misma manera en que basta que un novelista escriba novelas para suponerlo un tipo serio.

[...]

Lo que estoy sugiriendo aquí es una arbitrariedad más radical que la original saussureana y distinta de la propuesta por Lacan. Lo que propongo es que si conferimos sobre un texto el predicado “poema” entonces debemos conceder al mismo tiempo que ese texto viene sin barra de significación; es decir, sin distinción entre Significante y significado. Y que el predicado “poema” se hace efectivo cuando nosotros le imponemos una distinción con la que no viene. El “poema” se materializa como tal, entonces, no en el significado arbitrario que le demos sino en el que se lo demos.

[...]

Los versos que entendemos completamente nos decepcionan. Los versos, que el poema somete para hacerlos expresar un contenido unitario, se rebelan. Los versos que apreciamos, los versos con los que nos deleitamos, aquellos con los que a fin de cuentas nos quedamos, contienen siempre un resto indomesticado. Y no porque sea uno de esos versos metafísicos mayores: yo mantengo conmigo, por ejemplo, este verso de Róger Santiváñez: “Muchachas palteadas por las puras”. Y lo mantengo porque lo entiendo a medias, porque tiene un resto que no logro cerrar y que por ello mismo se mantiene vivo, reacio a la servidumbre de un significado impuesto de afuera.

[...]

Observemos que la búsqueda de la unidad, de la unidad lingüística, política, étnica, poética, siempre está al servicio de quien la impone. Quiero recoger una idea muy fértil del artista conceptual Joseph Kosuth. Dice Kosuth: “arte es lo que haces, cultura es lo que te hacen”. Extrapolando, sin mayor gracia admito, diré que verso es lo que haces, poema es lo que te hacen. Lo que te hacen hacer. Lo que la cultura te hace hacer: construir todos homogéneos, integrados, cuerpos enteros, imaginarios. Y por si esto ya se está entendiendo de manera equivocada quiero expresar que hacer estos todos imaginarios no está mal. No está ni bien ni mal. Simplemente está. Así son las cosas. Los seres humanos siempre embestiremos con nobleza a la muleta del significado. Pero lo que quisiera recordar es que no es labor del artista hacer cultura sino arte. Ya se encargarán las entidades oficiales, las Academias, los burócratas, de domesticar el arte y volverlo cultura; ya se encargarán de hacer del arte piezas de museo, unidades exhibibles, acompañadas de narraciones que nos tratarán de convencer de que ese arte-hecho-cultura es prueba evidente de que somos uno, algún tipo de uno (político, étnico, familiar, religioso, poético, lo que sea). Pero lo que no señalarán porque no pueden hacerlo, a costa de sus propias vidas simbólicas, es que el arte no se place de resultados totalizantes y unificados, sino de búsquedas a las que siempre les faltará algo, búsquedas sin cosa encontrada, una especie de incesante reacción en contra de la domesticación.

Mario Montalbetti
"Labilidad de objeto, labilidad de fin y pulsión de langue.
En defensa del poema como aberración significante"
Hueso Húmero, no. 53.

Descarga el ensayo completo:
http://huesohumero.perucultural.org.pe/textos/53/531.doc

martes, julio 07, 2009

Un poema de Eugenio Montale

Si al más se opone el menos el resultado
será destructivo. Así dijiste un día
mostrando rudimentos de latín
y otras nociones. Justo en ese momento
brilló, se apagó, volvió a brillar una luz
sobre la orilla opuesta. Oscurecía.
"Ves, también el faro alumbra intermitente,
quizás cuesta demasiado tenerlo siempre encendido.
¿Por qué te maravillas si te digo que todas
las currucas tienen breve sonido y destino?
Alrededor se ven muy pocas. Está abierta la caza.
Si se parecen a mí ya están contadas
mis horas o mis días".
.......................................(Y luego fue verdad).


Eugenio Montale
Cuaderno de cuatro años
Colección Poesía y poética
Universidad Iberoamericana/Artes de México, 1999.
Traducción: Ernesto Hernández Busto

domingo, junio 21, 2009

Entre escuchas, pérdida (fragmento)

En el contexto presente, proliferan algunos clanes poéticos dominantes que, al apropiarse de las industrias editoriales y pretender colonizar el campo cultural, parecen enfrentar a otros tantos poetas a la disyuntiva de reproducir esa lógica del clan o arriesgarse a caer en el ostracismo. ¿Qué otras alternativas se hacen imaginables para aquellos que no se resignan a esta disyuntiva? ¿Cómo participar en un "exilio de la lengua" que no sea condena al mero silencio o a una marginación forzada?

Ese es el límite poético. La poesía también puede ser esa instancia de resistencia por pura poesía, esto es, no sólo como arma contra un sistema: por poesía, por devoción a una práctica acotada. Augusto de Campos daba el ejemplo del oso: con suficiente miel para chupar sus propias patas en el invierno. Hay que tener esa reserva. Me gusta el señalamiento que se hace en la pregunta porque no hay ni por un momento que creer que la poesía escapó a esa noción de agrupamiento cuyo verdadero nombre es mafia. Vemos la Unión Soviética: el resultado de la caída del real-socialismo es la proliferación de la agrupación mafiosa. Hay un devenir secta cuando hay muerte --aunque parcial-- del valor, de la esperanza. De lo contrario hay comunidad, lucha por el "común", que no quiere decir que "la poesía debe ser hecha por todos" sino que el mundo es para todos. La mentalidad clánica, sectaria o mafiosa reproduce una mentalidad dominante --y tal vez también una forma de producción. Los grupos de la real-poesía y de la real-editorial también devienen exclusión. Ese es el nombre encubierto: exclusión, enviar al otro a las esclusas. En cuanto al padecer el exilio de la lengua, la poesía es exilio de la lengua siempre que sea poesía. No hay patria de la lengua poética. El sistema intenta convertir el valor con las multipremiaciones. Después el poeta no sabe qué hacer con tanta cuenta. Se vuelve amante del pragma, "al sistema hay que quitarle todo lo posible", etc. Y empieza a justificarlo todo. Pero a esa altura hace una eternidad que abandonó la poesía. Algo importante: la poesía también se puede perder. Y sin dejar de escribirla, que es lo interesante.


Eduardo Milán
Entre escuchas, pérdida. Una conversación con Eduardo Milán
Entrevista de Laura Giordani, Arturo Borra y Víktor Gómez
Fundación Inquietudes, 2009.
Descarga la entrevista completa aquí.

domingo, junio 07, 2009

Gertrude es una Gertrude

.
gertrude stein
no gustaba de pound
q no gustaba de gertrude
mas gustaba de joyce
pero no gustaba del finnegans wake
pound ignoró a mallarmé
(aun valéry
vaciló ante un coup de dés)
mallarmé no entendió
el golpe de dados de flaubert
q entonces le pareció
"una aberración extraña":
bouvard et pécuchet
en el q pound previó lúcidamente
"la inauguración de una forma nueva
sin precedentes"

"livre assez bête"
según valéry
q tampoco comprendió el proyecto
de aquella "enciclopedia crítica en broma"
como la vía el propio flaubert
o de aquella
"encyclopédie de la bêtise"
como más crudamente la llamó
geneviève bollème

bouvard et pécuchet
cuyo segundo volumen inacabado
e inacabable
--el "álbum" o "sottisier" (estolicionario)--
equivaldría en radicalidad
al proyecto "libro"
de mallarmé
"mas es preciso estar loco
y triplemente frenético
para emprender un libro como éste"
(flaubert a mme roger de genettes
sobre bouvard et pécuchet, 1872)
"¿usted no piensa
q es un acto de demencia?"
(mallarmé a valéry
sobre un coup de dés, 1897)

de la impasibilidad
a la imposibilidad

"será preciso q en todo el libro
no haya una sola palabra
de mi autoría
y q después de leerlo
los hombres no osen hablar más
por temor a decir instintivamente
una de las frases allí incluidas"
(flaubert)

un libro de ready-mades
lingüísticos
de un antepasado desconocido
de duchamp:
"mi segundo volumen
está terminado en sus tres cuartas partes
y estará formado casi exclusivamente
por citas"
(flaubert, 1880)

pero flaubert fue el padre
reconocido
en el conflicto fraterno
de esos hermanos antigemelos
joyce y gertie
"james joyce y pécuchet"
era el título del artículo pionero
de pound sobre ulysses en 1922
y gertrude más tarde:
"todo lo q hice
fue influenciado por flaubert y cézzane"

"tout ce que j'ai de plus poétique
à vous dire
est de ne rien dire"
(flaubert)
"there was nothing to say
because just then
saying anything was nothing"
(g. stein)
"i am here
an i have nothing to say
and i am saying it
an this is poetry"
(john cage)

pero quiero hablar de gertrude
stein
porque ella tendría 100 años
este año (1974)
y de schoenberg e ives
si pudiera
y si me preguntaran por qué prefiero hablar de los muertos
pudiendo hablar de los vivos
respondería como fernando pessoa:
"con tanta falta de gente coexistible
como hay hoy
qué puede hacer un hombre de sensibilidad
sino inventar a sus amigos
o cuando menos
a sus compañeros de espíritu?"

en este país
"que canta y es feliz
feliz feliz"
sólo un libro de gertrude fue traducido
tres vidas
(q aquí sólo tuvo una vida:
una edición de 1965 agotada
y no reimpresa por la editora cultrix
traducción de brenno silveira y josé paulo paes)
y nada más
ninguna de sus piezas fue intentada
por el celebrado teatro nacional
ninguna de sus "óperas" fue cantada
y gertrude merece ser cantada

ella es una indiscreta genial
la única que llegó al otro lado de la cuestión
inglés básico más repeticiones
it is it is it is it is
if it and as if it
if it or as if it
and it is as if it and as if it
or as if it
repeticiones
q en el monstruoso the making of americans
exceden el límite de legibilidad

es claro
gertrude se fue haciendo locuaz
cuanto más paranoica más locuaz
"ella que parecía una robusta campesina
empezó a parecerse
a un general romano"
hemingway dixit
la insistencia experimental
y la autovaloración
de sus "autobiografías"
que a veces fatigan mortalmente
pero eso no elimina su importancia
ella descubrió algo
no es dadá no es surrealista
es gertude stein
gertude es una gertrude es una gertude es una
"¡escuchen esto!
yo no soy ninguna idiota
sé muy bien q en la vida cotidiana
nadie anda por ahí diciendo:
'...es una...es una...es una'

yo no soy ninguna idiota
pero pienso q en ese verso
la rosa está roja
por primera vez
en cien años
en la poesía inglesa"

iniciadora de manías
("starter of crazes")?
tal vez mas sus manías
durarán más
de lo q duran las manías
y su locura
tiene una coherencia
y una limpidez
q no encontramos
en los brillitos automatistas
de tantos surrealistas
en términos pignatarianos
ella es lenguaje
en cuanto a los surrealistas
(q marxfreudizaron a dadá)
son mucho más lengua
que los posteriores

joyce y gertie
responden casi solitarios
en la 1a. mitad del siglo
por una prosa de significantes
(novelas sin historia)
"las cosas importantes
escritas por esta generación
no cuentan una historia"
dice gertrude

en un artículo
publicado en 1959
gertrude stein y la melodía de timbres
traduje dos fragmentos de sus piezas
four saints in three acts (1927)
y listen to me (1938)
vale la pena recordarlos

en four saints in three acts
(cinco palabras de una sola sílaba)
"an opera to be sung"
el uso dominante de monosílabos
crea verdaderos bloques de moléculas sonoras
ciertos pasajes parecen más
el corte de una partitura
en la que una repetida permutación de palabras-sílabas
entre los personajes
induce a una
melodía de timbres
"un santo un verdadero santo
nunca hace nada
un mártir hace algo
pero un verdadero santo
no hace nada
y así yo quería tener cuatro santos
q no hicieran nada
y escribí los cuatro santos en tres actos
y ellos no hacían nada
y eso fue todo" (autobiografía de todo el mundo)

la música de virgil thomson
con sus clichés intencionales y sus lugares comunes
del gregoriano al ejército de salvación
es la de un satie norteamericano
q consigue captar con gran eficacia
los valores prosódicos del texto
la ópera fue presentada
por primera vez en 1934
(un año antes del estreno de porgy and bess)

por un elenco de cantantes negros
que se apasionaron por el texto
sin entenderlo
y por lo tanto entendieron

gertrude stein no oyó
le testament de villon
la ópera de ezra pound
extraordinaria proeza musical
provenzal-futurista
en cuya orquestación robert hughes ve
una modalidad de klangfarbenmelodie
pero virgil thomson asistió
en parís (salle pleyel) en 1926
y años más tarde lo recordó:
"no era exactamente la música de un músico
mas era quizás la más bella música de un poeta
desde thomas campion"

gertie y pound
convergen
en los textos de john cage
las "conferencias" son un largo poema (?)
diario: cómo mejorar el mundo
(sólo volverás las cosas peores)
parcialmente incluido en a year from monday
(del lunes a un año)

los monosílabos
volvieron a obsesionar a gertrude stein en listen to me
"yo pretendía escribir todo un libro
con palabras de una sílaba
en una pieza q acabo de escribir
listen to me
continúo pensando en palabras de una sílaba
es natural escribir poemas con palabras
de una sola sílaba
y algunas viven con palabras de tres letras
y otras viven con palabras de cuatro letras"
y/o:
"diré en palabras de una sílaba
todo lo q hay por decir
no muy bien pero tan bien
mas me faltó paño
paño
es una palabra de dos sílabas"

elizabeth sprigge
cuenta que las últimas palabras de gertrude
fueron:
"¿cuál es la respuesta"
y como nadie respondiera:
"¿entonces cuál es la pregunta?"
marcel duchamp dijo:
"no hay solución
porque no hay problema"
y flaubert, antes:
"la imbecilidad
consiste
en querer concluir"


Augusto de Campos
Traducción: Hugo Gola
Poesía y poética, no. 8, invierno 1991.

jueves, mayo 21, 2009

La estría en el yermo (fragmento I)

.
Agosto no es abril, el mes más cruel,
es el verano,
arropa la espesura con frutos de los árboles
y preserva en la tierra los recuerdos perdidos.
Nos sorprendió la tarde,
extraviados en una selva oscura,
nel mezzo del cammin di nostra vita
--o tal vez más allá--, vendimiando,
triturando las uvas en el lagar del mar;
el mosto de las olas te lamía los pies,
subía por tus muslos hasta encender la tarde con la sangre del dios
"¿Qué es esto --me decías-- tan dulce cual la uva que fermenta
....en mi adentro y no me deja en paz conmigo misma,
como si ahí se recordara algo que estuvo y ya no está:
un vestigio del dios en las fiestas de Eleusis
o la ebria sequedad de los días de Pascua
que ya pocos recuerdan?"
Nos vimos en verano, con el ruido del mar sobre Puerto Escondido,
hablando de estas cosas, cobijando
esa brizna de vida con recuerdos;
nos mojamos los pies como antaño en el mosto
y cruzamos la playa hacia las rocas,
con el rumor de ciega muchedumbre en la cittá dolente,
"Ya nadie lo recuerda --me dijiste--,
nadie puede saberlo ni acaso imaginarlo,
pues sólo conocemos una pila de imágenes, ya rotas
en donde el sol no alumbra, el árbol no cobija,
el vino es sólo vino
y el ciclo de los meses en mi entraña, la oscura menstruación y nada más;
nadie puede saber lo que se guarda ahí,
pues aquí sólo hay sombra,
bajo esta roca roja que es el mundo."

.......Ponte a la sombra de esta roca roja,
.......como en la antigua cueva, pero de cara al fuego,
.......voy a enseñarte no lo diferente,
.......sino lo que es y ha sido en una estría del tiempo.

Al volver de las rocas, por la estría del mar, camino del hotel,
tú y yo, Isolda, hablando de estas cosas, como en el primer día,
....amándonos,
mientras la uva fermentaba en tu adentro, como fermenta el cosmos
....en sus ciclos,
vimos, bajo esa roca roja,
permanecer el tiempo en el canto del mar y su voz que regresa,
entre el ruaj de Yahvé y la hora de este ahora,
antes del desayuno de los huéspedes,
de las palabras huecas,
de la amarilla niebla en la ventana
y el ruido de mil mundos que se acaban;
antes del sí y del no,
de decir mil te quiero
y consumir un pan con el café,
en ese hueco abierto en el vacío,
tú y yo vimos, bajo esta roca roja, permanecer en el tiempo.
No estábamos ni antes ni después,
no estábamos ahora
--porque el pasado fue, el futuro no está
y el presente se pierde como se escurre el agua en nuestros dedos--,
sino aquí, en nosotros,
contemplando el corazón del tiempo,
la inmutable presencia del amor que siempre permanece en el oleaje
y hace posible el tiempo
y el ciclo de tu entraña,
los secretos de Eleusis
o la alba Navidad y el paso hacia el origen
--los rostros del amor en su aspecto de tiempo--,
mientras todo se mueve, todo pasa, bajo esta roca roja,
y tú y yo vamos camino del hotel,
por la aguja que zurce el ayer con el mañana,
fuera y dentro del tiempo,
en el verano que arropa la memoria,
abriga la espesura con frutos de los árboles
y preserva en la tierra los recuerdos perdidos.


Javier Sicilia
Tríptico del desierto
Era, 2009.

viernes, mayo 01, 2009

Piedra colorada

.
De muchos lados del país
levanté piedras;
costas de ríos,
desiertos, cerros.

No sé en qué hora del todo
Dios las dejó sobre el país. Mis piedras.
Las levanté y las traje a casa,
las levanté como quien hace con sus manos
algo limpio a los ojos
de Dios, aquí y allá
bajo el inmenso cielo.

Traje a casa estas piedras y las dejé en el suelo,
fuera del mar aquellas que rodaban
con su canto de invierno entre la espuma,
y aquellas que elegí de la montaña
por su color, su forma o su silencio.
Las traje a casa y las dejé en el suelo,
como piedras.
Pero de las ruinas de Loreto, en Misiones,
traje una piedra colorada
que fue pared de hombres
hace tiempo,
y cubierta de musgo.
No la puse más alto, por el musgo
o porque fue pared de hombres, hace tiempo.
Y la mojé. La mojé con mis manos día a día,
la olí, recién llovida, como al tiempo;
pero se fue secando.

Y la bajé de lo alto
por si la mucha luz le hacía daño,
la regué con la sombra de mi sueño
bajo mi cama,
le rogué con la sombra de mi cuerpo
pero se fue secando
la piedra colorada, la distinta.
Por eso quiero que alguien se la lleve
esta noche o mañana,
porque no puedo andar
esta noche o mañana
hasta las ruinas de Loreto y devolverla,
esta piedra distinta.
Por eso quiero que alguien se la lleve
y que haga con ella lo que quiera
su corazón,
mi piedra colorada.

Si sigue aquí secándose, mi piedra,
yo la voy a limpiar con mi cuchillo
de ese musgo que pide
morirse, pese a todo.
Yo la voy a limpiar con mi cuchillo,
va a ser como las otras
mi piedra colorada. Y yo no quiero
que sea como las otras.


Héctor Viel Temperley
Poesía completa
Aldus, 2008.

martes, abril 21, 2009

Sabe que está lloviendo

.
Sabe que está lloviendo,
y que mi cuarto está caliente,
pero ella es orgullosa
y bella
y yo no tengo dinero.


Kenneth Patchen
Antología de la poesía norteamericana
Selección y prólogo: Ernesto Cardenal
Traducción: José Coronel Urtecho y Ernesto Cardenal

El perro y la rana, 2007.

martes, abril 07, 2009

Boomerang

Las comas son inútiles
La mariposa de acero dejó 2,200 pares de zapatos en Manila
Caminar lento para tomar el autobús
Un perro que lleva su correa en la boca es un imán
Una señora llora por teléfono porque su cuñado es diabético
Hay que confiar en los mapas
Ellos se fueron a la playa
sus vidas se separan
Las arañas patonas no hacen nada
se alimentan de mosquitos que se alimentan de nosotros
Es un alivio limpiar después de una fiesta aburrida
Todo funciona mejor en infinitivo
Las nubes se organizan para la lluvia
Los cocineros deben ser autodidactas
No todos los horóscopos son ciertos
Poner acentos es difícil
El miedo es contagioso
Mejor es hablar del clima


Tatiana Lipkes
Cobranzas
Colectivo Merced Gómez no. 2
Mangos de Hacha, 2009.

sábado, marzo 21, 2009

Balada

.
En rejalgar, en arsénico de roca;
en oropimente, en salitre y cal viva;
en plomo hirviendo, para consumirlas mejor;
en hollín y pez empapados de lejía
hecha de excrementos y orines de judía;
en agua que ha lavado las piernas de leprosos;
en raspaduras de pies y calzados viejos;
en sangre de culebra y en drogas venenosas;
en hiel de lobo, de zorro y de tejón,
sean fritas estas lenguas envidiosas.

En sesos de gato que odia pescar,
negro, tan viejo que no tenga un diente en las encías;
de un viejo mastín, que vale igual de caro,
rabioso, en la baba y saliva;
en la espuma de una mula asmática
bien troceada con buenas tijeras;
en agua en la que ratas zambullen morros y hocicos,
[igual que] ranas, sapos y alimañas peligrosas,
serpientes, lagartos y otros nobles pájaros,
sean fritas esas lenguas envidiosas.

En sublimado, peligroso de tocar;
y sobre el ombligo de una culebra viva;
en sangre que se ve seca en las bacías
de los barberos, cuando llega la luna llena,
y que una parte es negra y la otra, más verde que cebollino;
en pupas y tumores y en los sucios lebrillos
donde las nodrizas aclaran sus paños;
en los enjuagues de muchachas amorosas
(quien no me entiende no ha visitado burdeles),
sean fritas esas lenguas envidiosas.

Príncipe, colocad estos sabrosos trozos,
si no tenéis estameña, saco o tamiz,
en el fondo de unas bragas sucias;
pero, antes, en excremento de cerdo,
sean fritas esas lenguas envidiosas.


François Villon
Poesía
Traducción: Carlos Alvar
Origen, 1984.

sábado, marzo 07, 2009

Fotos imaginarias con nieve de verdad (fragmentos)

.
1

Que no se borre todavía
aunque las fotos se perdieron,
tu sonrisa de ayer
bajo la nieve. Y la sonrisa del perrito
en esa luz dichosa que ignoraba la noche.

Porque logramos ver mientras
mirábamos los copos
el cielo oscuro que parecía decir nombres.
La alegría incontable del fondo y de la forma
que tuvimos muy cerca porque numeraba
las chispas del color en la luz blanca y
las fotos que se resistieron
en la aparente oscuridad.

Ahora
está vacía la cámara y
del otro lado insisten
nuestras caras besadas por la eterna,
tramposa nevisca.


26

Nieve que desembolsa paisaje,
¿cómo se llama?

Eternidad que no conversa con nosotros,
¿cómo se llama?

Pasaron las estaciones y no volvió ninguna.
La nieve supo dormir y con ella soñamos.



Arturo Carrera
Fotos imaginarias con nieve de verdad
Apuntes de Lobotomía, 2008.
http://apuntesdelobotomia.blogspot.com/

sábado, febrero 21, 2009

alicia (la confesión de caroll)

.
excucusadme si os retraté con el cucuello ajirafado
o popor retratarla fefetal en una madriguera.
tatataaanta insistencia vuestra por oír aventuras.
sois la bebelleza atroz que escuece mi coconciencia
y cuaaaando os contemplo así de ensimismado
es que aando prepreguntando de qué sueño sois origen.

esta almama mía, rudi men ta ria y aritmética vive
sola babajo esta apariencia vuvulnerable. soy cacasi
una hecatombe que caaeeeeee dentro de vuestro
edénico seendedero y contrito presiéntete la muerte
de mi mi amor.

--cortadle la cabeza-- sentenció vuestra mamadre.
que no os aflija. veveo aún cómo dibubujabais
oníniricas estampas bogando allá en el isis.
alicia, os coconvertiste en un innnstante eterno
en mi rereloj mamás nunca os confefesé del amor
que provocó.

aunque fuere yo un humimilde tutor inmerso
en la mamatemática y la lógica,
¿seríais fe feliz siendo mi esposa? (gulp)
búsquememe en el revés de vuestro espepejo.

os espero alicia.

yo os espero.


Maurizio Medo
Pulir huesos. Veintitrés poetas latinoamericanos
Selección y prólogo de Eduardo Milán
Galaxia Gutenberg, 2007.

sábado, febrero 07, 2009

Fragmento de una conversación con Jan Hendrix

.
Javier Barreiro Cavestany: Dentro de esa dinámica, creo que la relación entre caos y orden es fundamental. Si el caos es intrínseco al paisaje, ¿cómo es el proceso que va desde tu inmersión en un contexto hasta la selección de los elementos con los que vas a trabajar? ¿Cómo haces para que ese caos primordial siga respirando en la obra terminada?

Jan Hendrix: Como dices, el paisaje mismo ya es un caos. Por cómo me voy acercando al contexto, si combino distintas visiones de lo mismo, puedo llegar a una imagen de sus diferentes facetas. Obviamente, tienes que incorporar ese caos. Es como los surcos de un campo cultivado; dan un orden para que, al crecer las plantas, en su desorden, podamos tener un orden. Disponemos las cosas de cierta manera para poder entenderlas y manejarlas. Pero si no dejas que ese caos perviva en la obra, ésta se vuelve distante y estéril.


Jan Hendrix
Malpaís
RM, 2008.

miércoles, enero 21, 2009

Tres poemas de Aurelio Asiain

Aleteo

Por un instante en el reflejo en una ola
de un resplandor a otro
vi a cien gaviotas dispersarse
calladamente.

Como un ligero pensamiento se escapaban.
Lo deshizo la espuma.


Artificio

El salto de una liebre entre los álamos
remueve la hojarasca
y basta para abrir el fuego.

Arden de música las ramas.
Alzan cien pájaros el vuelo.


Huellas

Casi nada sabemos de ese pueblo de dioses:
historias imprecisas, voces vagas, palabras
de dudoso sentido, escuchadas en sueños.
Y ese viento que sopla de pronto entre las ruinas.


Aurelio Asiain
República de viento
Visor, 1990.

miércoles, enero 07, 2009

Los mares del sur

.
a Monti

Caminamos una tarde por la falda de un cerro,
silenciosos. En la sombra del tardo crepúsculo
mi primo es un gigante vestido de blanco,
que camina con calma, con su rostro bronceado,
taciturno. Callar es nuestra virtud.
Algún antepasado nuestro debió de estar muy solo
--un gran hombre entre idiotas o un pobre loco--
para enseñar a los suyos tanto silencio.

Mi primo habló esta tarde. Me pidió
que subiera con él: desde la cumbre se divisa
en las noches serenas, el reflejo del lejano
faro de Turín. "Tú, que vives en Turín..."
me dijo, "...pero tienes razón. Hay que vivir la vida
lejos del pueblo: se aprovecha y se goza;
luego, al volver después de cuarenta años, como yo,
se encuentra todo nuevo. Las Langas no se pierden."
Me ha dicho todo esto y no habla italiano,
pero emplea lentamente el dialecto que, como las piedras
de esta misma colina, es tan abrupto
que veinte años de idiomas y océanos distintos
no han podido mellárselo. Y sube la cuesta
con la misma mirada abstraída que he visto, de niño
en los labriegos un poco cansados.

Veinte años anduvo viajando por el mundo.
Se fue cuando yo todavía era un niño llevado por mujeres,
y lo dieron por muerto. Después oí a las mujeres
hablando a veces de él, como en una fábula;
pero los hombres, más reservados, lo olvidaron.
Un invierno, a mi padre ya muerto, le llegó una postal
con una estampilla verdosa con naves en un puerto
y deseos de buena vendimia. Causó gran asombro
y el mayorcito de los niños explicó con vehemencia
que el mensaje venía de una isla llamada Tasmania,
rodeada de un mar más azul y feroces escualos,
en el Pacífico, al sur de Australia. Y añadió que en verdad
el primo era pescador de perlas. Y arrancó la estampilla.
Todos opinaron al respecto, mas coincidieron
en que si no estaba ya muerto, pronto moriría.
Luego todos lo olvidaron, y pasó mucho tiempo.

Oh, desde que yo jugaba a los piratas malayos,
cuánto tiempo ha pasado. Y desde la última vez
que bajé a bañarme en un sitio mortal
y en un árbol perseguí a un compañero de juegos,
rompiendo hermosas ramas, y descalabré
a un rival y también me golpearon.
Cuánta vida ha pasado. Otros días, otros juegos,
otros sacudimientos de la sangre frente a rivales
más huidizos: los pensamientos y los sueños.
La ciudad me ha enseñado temores infinitos:
una multitud, una calle me han hecho temblar;
a veces, un pensamiento entrevisto en un rostro.
Siento aún en los ojos la luz burlona
de miles de arbotantes sobre el tropel de los pasos.

Entre otros pocos, mi primo regresó
al terminar la guerra. Y tenía dinero.
Los parientes murmuraban: "En un año, cuando mucho,
se lo come todo y se larga.
Los desesperados mueren así".
Mi primo tiene un semblante resuelto. Compró una planta baja
en el pueblo y construyó con cemento un taller
con su flamante bomba al frente, para vender gasolina;
y sobre el puente, junto a la curva, un gran letrero.
Empleó a un mecánico que le atendía el negocio
mientras él se paseaba por Las Langas, fumando.
Mientras tanto, se casó en el pueblo. Eligió a una muchacha
delgada y rubia, como las extranjeras
que alguna vez encontró por el mundo.
Pero siguió saliendo solo, vestido de blanco,
con las manos a la espalda y el rostro bronceado;
por la mañana iba a las ferias y con aire socarrón
compraba caballos. Después me explicó,
al fallarle el proyecto, que su plan
había sido el de suprimir las bestias del valle
y obligar a la gente a comprarle motores.
"Pero la bestia", decía, "más grande de todas
he sido yo al pensarlo. Debía saber
que aquí bueyes y gente son la misma cosa."

Hemos caminado más de media hora. La cumbre está cerca;
aumenta en torno nuestro el murmullo y el silbar del viento.
Mi primo se detiene de pronto y se vuelve: "Este año
escribiré en el letrero: Santo Stefano
siempre ha sido el primero en las fiestas
del valle del Belbo, aunque respinguen
los de Canelli".Y prosigue subiendo la cuesta.
Un perfume de tierra y de viento nos envuelve en lo oscuro;
algunas luces lejanas: granjas, automóviles
que apenas se oyen. Y pienso en la fuerza
que devolvió a este hombre, arrancándolo del mar,
de las tierras lejanas, del silencio que dura.
Mi primo nunca habla de sus viajes.
Dice con parquedad que ha estado en tal o cual sitio
y vuelve a pensar en sus motores.
.......................................................Sólo un sueño
le ha quedado en la sangre: una vez navegó
como fogonero en un barco pesquero holandés, el Cetáceo;
vio volar los pesados arpones al sol,
vio huir ballenas entre espumas de sangre,
perseguirlas, lancear sus colas levantadas.
Me lo contó algunas veces.
............................................Pero cuando le digo
que está entre los afortunados que han visto la aurora
en las islas más hermosas del mundo,
sonríe al recordarlo y responde que el sol
se levantaba cuando el día ya era viejo para ellos.


Cesare Pavese
Poesía italiana del siglo XX. Breve antología
Selección, traducción y notas: Guillermo Fernández
UNAM/Premiá, 1987.